Estas en: Home / Noticias / ENTREVISTA AMPARO VÁZQUEZ. SOCIA FUNDADORA DE ADEA EN SEVILLA LA NUEVA

ENTREVISTA AMPARO VÁZQUEZ. SOCIA FUNDADORA DE ADEA EN SEVILLA LA NUEVA

El 23 de noviembre, a partir de las 10,30 horas, el pabellón polideportivo cubierto de Sevilla la Nueva abrirá sus puertas a una nueva edición de la ‘Jornada de integración por una Vida Saludable’, un proyecto de la asociación ADEA (Discapacitados en Acción) que nació hace cuatro años y que ha logrado convertirse en un referente para la concienciación de las necesidades de las personas que sufren discapacidad y en una cita ineludible para todo aquel que desee adentrarse en el fascinante mundo de las terapias naturales y sus beneficios

¿Qué es ADEA y en qué consiste su trabajo?
Discapacitados en Acción es una asociación al servicio de la integración social de la discapacidad y está formada por un grupo de personas entusiastas, colaboradoras y generosas que, desde la complicidad de la discapacidad física que deja una enfermedad o un accidente, trabajan para y por la concienciación social de las necesidades del discapacitado físico, la promoción de la integración laboral y social y el trabajo conjunto con la administración pública para conseguir que desaparezcan las actuales barreras arquitectónicas.
Nuestro objetivo es ayudar al discapacitado y a sus cuidadores a lograr esa calidad de vida interna y externa, social y comunal que tanto se merece y además no nos podemos olvidar que la accesibilidad universal es un derecho e implica la real posibilidad de una persona de ingresar, transitar y permanecer en un lugar, de manera segura, confortable y autónoma. Si conseguimos eso, habremos sembrado nuestra semilla y otros verán el resultado.
Esta es cuarta edición de la Jornada de Integración para una Vida Saludable que organizáis en Sevilla la Nueva. ¿Cuál es vuestro objetivo?
Con las Jornadas de integración para una vida saludable, abrimos paso a la medicina complementaria y acercamos más de veinte eficaces terapias a la discapacidad, a sus cuidadores y a todas las personas que deseen conocer este tipo de terapias holísticas, ofreciendo un `día sin barreras´ para que sean accesibles a todo el que desee experimentar estas terapias naturales y donde todos, capacitados y personas con alguna discapacidad, disfrutemos de un evento lleno de energía de alta vibración.
Somos personas que tenemos algunas discapacidades físicas o intelectuales y al mismo tiempo muchas capacidades. Yo tengo una enfermedad que se llama esclerosis múltiple, pero no soy una enferma y algunas de las discapacidades que me ha dejado en mi cuerpo físico me han enseñando el arte de vencer muchos obstáculos.
Las personas que trabajamos en A.D.E.A movemos una fuerza interior para hacer frente a la adversidad y superarla. Nuestra actitud positiva está basada en una buena higiene emocional y mental. Yo creo que ese es el tipo de energía que contagia y engancha.
El apoyo social también es muy importante para conseguir esto y desde la asociación deseamos dar más capacidad de superación y apoyo psicosocial al discapacitado y sus familiares-cuidadores
Para estas jornadas contáis con el apoyo de 70 terapeutas voluntarios. ¿Cómo han ido uniéndose al proyecto?
Llegaron a nuestra asociación como palomas mensajeras, a la llamada de Internet y de amigos procedente de diferentes puntos de Madrid, y no solo se unieron a la primera Jornada de integración para una vida saludable en mayo del 2010, sino que fueron llamando a otros compañeros de profesión y todos se quedaron. Así se formó el grupo de Terapias de ADEA.
Desde aquel día puntualmente en cada jornada aparecen con sus camillas y su solidaridad y regalan su tiempo, altruismo, empatía y generosidad para que la asociación pueda continuar su labor social.
¿Qué va a encontrar la gente que acuda a esta jornada?
Va a encontrar una energía llena de solidaridad, de entrega, de profesionalidad, y va a conocer en primera persona que es esto de las terapias naturales. Y además, va a ayudarnos a nosotros, como asociación, a cumplir los objetivos sociales que tenemos, como el programa ‘Préstame tu silla’, una campaña donde recogemos sillas de ruedas que la gente nos dona, las arreglamos y cuando hay una familia que la necesita se la prestamos.
Por último, y después de cuatro años de vida, ¿cómo han evolucionado estas jornadas?
Recuerdo la primera jornada que hicimos en Sevilla la Nueva y el proyecto ha crecido muchísimo, cada vez son más sencillas de hacer, hay más sincronicidad. Estas jornadas son un proyecto lleno de vida que hace feliz a mucha gente, y sobre todo a las personas con discapacidad.

Los comentarios están cerrados