Estas en: Home / Villanueva de la Cañada / ENTREVISTAMOS A SARA PINO, NUTRICIONISTA EN UP CENTER

ENTREVISTAMOS A SARA PINO, NUTRICIONISTA EN UP CENTER

Sara Pino, Máster en entrenamiento y nutrición deportiva, en la Universidad Europea de Madrid con prácticas en el Real Madrid C.F.; Curso de antropometría-Isaak nivel I; y Graduada en Nutrición Humana y Dietética en la Universidad Complutense de Madrid con prácticas en el hospital Cínico San Carlos y en Los Madroños de Brunete. Ahora, Sara Pino apuesta por Up Center y aporta su experiencia como dietista en este centro deportivo. “Mi reto es conseguir que cada persona consiga los objetivos que se plantea, me parece muy importante promover y educar nutricionalmente a nuestros clientes/pacientes de manera más especifica. Promover un estilo de vida saludable y unos buenos hábitos alimenticios”.

¿En qué consiste el trabajo de nutricionista deportivo?
La consecución de un mejor rendimiento deportivo a través de la alimentación adaptada al propio ejercicio.

¿Qué recomendaciones nutricionales básicas das a las personas que practican deporte en Up Center?
Principalmente son recomendaciones para conseguir un cambio en la composición corporal, que se traduce en la disminución del porcentaje de grasa corporal total y un mantenimiento o aumento de la masa muscular. Como por ejemplo, cuidar de la hidratación, optar por un consumo de alimentos ricos en fibra, consumir a diario gran cantidad de fruta y verdura que nos aportan los micronutrientes necesarios o disminuir el consumo de alimentos ricos el grasas saturadas, precocinados o ultraprocesados sustituyéndolos por productos frescos y de temporada.

¿Cómo podemos concienciar a la población para que cuiden sus hábitos alimenticios?
Hoy en día la población se deja influenciar por lo que ve, es decir, personajes públicos, televisión, redes sociales campañas publicitarias etc. Un buen ejemplo que motiva y estimula puede ser mostrar los famosos antes y después, en los que la persona se sienta identificada y quiera cambiar, siempre sin olvidar y concienciándose de que no existen los milagros ni los procesos rápidos fáciles o sin que implique un esfuerzo tanto físico como psicológico.

¿Cuáles son los errores más frecuentes en la alimentación a la hora de practicar deporte?
El más típico es no realizar la ventana anabólica, es decir, un correcto pos entreno o ingerir alimentos después de entrenar por miedo a “engordar” tras haber conseguido ese déficit calórico, cuando es básico para conseguir una buena recuperación y mantener o aumentar el rendimiento deportivo en entrenamientos posteriores. También hay que saber qué tipo de alimentos ingerir en función del tipo de ejercicio realizado. Otros fallos pueden ser: saltarse comidas, no tomar un buen pre entreno, (lo que te va a impedir rendir correctamente o fatigarte antes), abusar de la suplementación o reemplazar alimentos por la misma.

Llegan las fiestas navideñas y quien más o quien menos termina ‘pasándose’ con el turrón. ¿Por qué es importante que exista una sinergia entre nutrición y ejercicio?
Pues simplemente porque van de la mano, si solo realizas una buena dieta y no te mueves vas a conseguir adelgazar si, pero se pierde masa muscular, al igual que si por ejemplo solo realizas ejercicio y no cuidas tu alimentación, no conseguirás perder el peso deseado o cambiar la composición corporal, además de que te llevará mucho más tiempo lograr tus objetivos. En conjunto conseguiremos ese déficit calórico que nos permitirá sentirnos bien, además de estar sanos.

Ante una hora de ejercicio, por ejemplo en Up Center, ¿qué hay que comer antes y tras la actividad deportiva?
Depende del tipo ejercicio que se realice, es decir, una persona que va a realizar una hora de cardio no tiene que comer lo mismo que una persona que va a realizar una hora de musculación, por ejemplo, en el caso de la musculación un buen pre entreno sería un estimulante que te permita tener cierta explosividad como cafeína o teína y una pieza de fruta que te da ese pico de glucosa que te va a mantener los niveles de glucemia en sangre para rendir al máximo. Después de ese entrenamiento se debe realizar una ingesta proteíca para la recuperación de la musculatura. A todo esto debemos añadir una buena hidratación antes, durante y después del ejercicio.

Una vez finalizada la actividad deportiva, ¿cómo recuperamos las fuerzas?
Siempre mediante alimentación, hacer un buen post entreno eligiendo los alimentos correctos según el tipo de ejercicio que hayamos realizado ya que nuestro cuerpo no necesita lo mismo después de correr una hora que después de realizar una hora de musculación. En el caso de personas o deportistas de alto rendimiento que tienen que ingerir tal cantidad de nutrientes que con alimentos le supone un gran esfuerzo tendremos que complementar con ayudas ergogénicas.

Has hablado de la importancia de la hidratación, ¿basta con beber suficiente cantidad de agua? ¿Es preferible las bebidas isotónicas?
Una recomendación general sería hacer una reposición de líquidos que suponga el 150% del peso corporal perdido durante el ejercicio, es decir, si una deportista pesa 60 kg y tras realizar ejercicio pesa 59 kg, la pérdida es de 1 kg por lo que se debe beber 1,5 L.En cuanto a las bebidas isotónicas, hipertónicas o hipotónicas, yo personalmente recomendaría a nivel de población general reponer las pérdidas hídricas mediante agua, en otros casos más específicos en los que se ha producido una mayor sudoración o haya que reponer sales y electrolitos sí se podría utilizar algún tipo de bebida deportiva siempre acompañada de agua.

Finalmente, ¿qué recomiendas a esas personas con sobrepeso que no les apetece iniciar una actividad deportiva?
Lo fundamental es concienciarse de la importancia de llevar un estilo de vida saludable incluyendo además del ejercicio una dieta variada y equilibrada. Lo difícil es empezar, pero una vez que comencemos a obtener resultados y a sentirnos mejor con nosotros mismos, nos motivará a seguir adelante.

Los comentarios están cerrados